Cuando sientas que tus amígdalas provocan el ardor/picazón previos a su irrupción, toma un vaso y agrega en él el equivalente a un pocillo de café de agua tibia, agregando sobre ella unas diez(10), gotas de alcohol yodado, del que usamos para desinfectar cortes o escoriaciones varias.

Sorbe una cantidad y genera en tu garganta, lo más profundas posibles, gárgaras hasta terminar con el contenido.

Puedes repetir tantas veces desees esta sencilla operación.

Quítate los miedos de tener que tragar ése contenido: tu glándula tiroides estará feliz
Este remedio para el dolor de garganta es un remedio muy conocido:

Mezcla miel de abeja con jugo de limon, y tomalo unas dos o tres veces al dia. Este remedio casero es ya muy antiguo, pero bien que funciona. Reduce la molestia en la garganta, y te das cuenta de eso rapidamente. Pruebalo, miraras la diferencia.